Pasta Penne al Perejil

Hierve el agua con un poco de sal y añade la pasta penne.

Cuece durante 15 minutos o hasta que esté suave. Escurre.

Mezcla con el Aceite Teide y reserva caliente.

Deshoja el perejil y pica. Derrite la mantequilla y acitrona el ajo, finamente picado. Agrega el perejil y retira del fuego.

Incorpora la pasta, sazona con sal y pimienta blanca al gusto.

Ralla el queso y espolvorea sobre la pasta

Compartir: